viernes, 17 de abril de 2015

Consejos de ergonomía para elegir las sillas de nuestro hogar


Para que nuestro cuerpo descanse correctamente al sentarse, es necesario tener en cuenta unos aspectos de ergonomía en las sillas. El asiento, el apoyabrazos y el respaldo son piezas a tener en cuenta en la correcta ergonomía de las sillas.

Vinilo decorativo Navidad III

El asiento de las sillas ergonómicas.

Cuando se trata de sillas para oficinas es indispensable que disponga de asientos regulables en altura para facilitar la adaptabilidad de cada persona.



Margen de ajuste de la altura: 380-500 mm.

La anchura debe estar entre 400 y 450 mm.

La profundidad adecuada está entre 380 y 420 mm.

Debería tener un acolchado de 20 mm.

Se recomienda que la parte delantera tenga forma redondeada para que no se clave en las pantorrillas.



El respaldo en la ergonomía de las sillas.

Esta pieza de las sillas es esencial porque es el soporte de la espalda concretamente en la zona lumbar.



Para garantizar un correcto apoyo lumbar, el respaldo debe ser regulable en inclinación, con un margen de al menos, 15 grados.

La anchura recomendada es de 300-350 mm.

La altura de estar entre 450-500 mm.

Es recomendable que el respaldo esté acolchado como el asiento, con un tejido flexible y transpirable.



El reposabrazos en las sillas ergonómicas

La ergonomía aquí tiene como objetivo evitar recargar las cervicales y los hombros por eso es aconsejable el reposabrazos, no obstante, es un elemento que no es indispensable.



El reposabrazos debe estar colocado lejos del borde anterior de la silla, de manera que no impida el acercamiento a la mesa o al plano de trabajo.

En cuanto a la altura, debe calcularse con precisión. Sí es muy alto, los hombros pueden quedar colgando. Si, por el contrarío, es demasiado bajo, favorecerá que la persona se deslice en el asiento hasta que pueda apoyar cómodamente los brazos, lo que provocaría un desajuste en el soporte lumbar.



La ergonomía para las sillas de oficina

Es vital para el asiento de trabajo, ya que en él pasamos gran cantidad de horas. Lo más importante es que tanto el asiento como el respaldo sean regulables de una manera rápida y sencilla. Deben disponer de cinco brazos con ruedas y, en algunos casos, de reposabrazos y reposapiés.



Para las sillas de comedor

Al sentarnos para comer, debemos tener muy en cuenta la confortabilidad de las sillas. Se recomienda que el asiento esté a unos 47 cm del suelo, siempre acorde con la mesa, que debe estar a 72 cm del suelo. También es importante el espacio para sentarse, que debería ser de 60 cm para que no estorbe los codos.



Para sillas modernas

Para descansar en la sala de estar, buscar un asiento que garantice el contacto de los pies con el suelo. Para apoyar correctamente la columna vertebral, la profundidad del asiento debe ser inferior a la longitud de las piernas. En cuanto al respaldo, debería seguir la forma natural de la espalda y estar acolchado.



A la hora de elegir las sillas de nuestro hogar o trabajo es importante tener en cuenta su ergonomía, nuestra salud corporal lo va agradecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.